Abatibles

Una ventana abatible es aquella que se une a la marca por una o más bisagras, por lo que se puede apreciar que están articuladas por uno de sus lados. Se suelen utilizar en las diversas estancias en solitario o en parejas dentro de un marco común y suele ser uno de los elementos principales dentro de la casa, ya que permite ventilar la casa durante el día y proteger la estancia durante las horas que lo desee el usuario sin necesidad de perder visibilidad.

Una de las cosas más importantes que hay que observar cuando se pretende comprar una ventana oscilobatiente o abatible es hasta qué punto puede realizar la apertura, ya que las que mejor abren son aquellas que lo realizan de forma perpendicular a la casa para una máxima ventilación.

En este sentido cada una de este tipo de ventanas es un mundo, ya que depende del lugar en el que esté localizada y la función que tenga se puede elegir un modelo u otro.


Beneficios que aporta

Ahorran energía | La tecnología de las ventanas de PVC, pueden suponer un ahorro de hasta el 68% de tu factura energética.
Aislan del ruido | Silencio es confort. Con las ventanas puede reducir el ruido exterior hasta 32 veces (50dB).
Dan seguridad | Las ventanas de PVC están dotadas de refuerzos y herrajes de primeras marcas consiguiendo una ventana muy segura.
Son aislantes | Nos protegen del frío, el calor, la lluvia y el viento. Estaremos confortables independientemente de cómo haga en el exterior.


Variantes disponibles


Dentro de las de ventanas abatibles que hay en el mercado, es importante destacar tres de ellas:

Ventana abatible de giro vertical | La ventana se abre hacia dentro o hacia afuera gracias a la rotación de sus bisagras.

Ventana abatible de giro horizontal | En este caso hablamos de una ventana que no rota sobre la bisagra, sino que se proyecta (gracias a un sistema secundario), lo que quedaría unido sería la parte inferior de la ventana y se formaría una apertura pequeña en forma de “v” en la zona superior.

Oscilobatiente o practicable | Combina las dos formas anteriores.

¿Cuál es la mejor? Dependiendo del espacio donde se ubique nuestra ventana o puerta, elegiremos una modalidad u otra. Siempre teniendo en cuenta el espacio del que disponemos.